sábado, 20 de abril de 2013

4 Tips Para Calmar Las Hemorroides Sangrantes


Cuando las hemorroides sangran se convierten en un problema realmente bochornoso, esto es algo que si no se atiende puede ocasionar inclusive problemas psicológicos. Creo que a nadie le gustaría que su ropa interior estuviera manchada de sangre y menos que alguien más pudiera percatarse de ello.


Las hemorroides sangrantes raramente son un problema que requiera de intervención médica aunque se les debe de prestar la atención adecuada para que dejen de sangrar. Aquí comparto unos tips que resultan muy efectivos para disminuir de inmediato este problema:



1.-  Prueba con baños de agua ligeramente caliente, no hay que exagerar con la temperatura porque si nos excedemos se podría lograr un efecto adverso. El agua ligeramente caliente ayuda a disminuir la inflamación y el sangrado, recomiendo un baño en la mañana y otro por la noche  por aproximadamente periodos de 10 minutos, tienes tres alternativas para tus baños, la primera es tomarlo en una tina, la segunda es usar una regadera de las de tipo “teléfono” que ya no son tan caras como hace algunos años y la tercera es usar un bidet (mujeres).



2.-  Usa una crema tópica, esta te va a ayudar a reducir la irritación que te causa el sangrado, no todas funcionan igual, así que asegurate de seguir bien las instrucciones. Es importante mencionarte que esto será solo un alivio temporal, te lo digo para que no te confíes, pero aquí lo que se trata es de apagar el “incendio” lo más rápido posible.

3.- Provisionalmente sustituye el papel higiénico por toallas suavizadas de las que se usan para los bebes, el papel higiénico puede ser muy abrasivo y empeorar tu situación mientras que las toallas suavizadas traen ingredientes especiales como el aloe vera que evitan que te raspes aún mas y que pueden ser una bendición para estos momentos.

4.- Por nada del mundo se te ocurra rascarte, aunque tengas la urgencia de aliviar la comezón o picazón que sientas, el rascarte solo va a empeorar tu situación de manera exponencial, a este punto los baños y la crema ya debieron haberte proporcionado cierta calma así que evita caer en la tentación. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada